¿Qué es la cosmética emocional y por qué puede mejorar nuestra salud?

qué es la cosmética emocional

¿Qué es la cosmética emocional y por qué puede mejorar nuestra salud?

Desde tiempos inmemoriables el ser humano ha usado el arte del maquillaje, la estética, el cuidado personal y el aseo como fuente de salud y para mejorar nuestra autoestima y confianza. Hoy en día sucede algo parecido con la estética que trata de conectar confianza y salud, la llamada cosmética emocional. Por ello, te vamos a explicar qué es la cosmética emocional, cuáles son sus ventajas y por qué te interesa aprender sobre el tema.

¿Qué es la cosmética emocional?

La importancia de las emociones influye en el estado de ánimo de la gente, de ahí que se mezclen productos con experiencias estimulantes (olores, gusto y tacto) para conseguir emociones positivas. La cosmética bien combinada con terapia puede ser una fuente de salud y un baño de autoestima.

Y es que aunque parezca mentira la cosmética puede ser  una forma de conseguir conectar emociones y salud. Para ello, basta con hacer unos pequeños cambios en tu rutina diaria de maquillaje y seguir unos pequeños consejos que te contamos a continuación.

La cosmética emocional trata cuerpo y mente. Se trata de conectar lo mejor de ambas áreas. La clave para conseguirlo es usar productos que además de cuidar nuestro cuerpo (cara, cuello, manos), y piel también proporcionan bienestar a través de estimulaciones gustativas u olorosas.

Para ello, se escogen productos que tengan componentes internos como aceites esenciales, aloe vera, plantas adaptógenas, esencias florales y demás ingredientes con principios activos ricos en vitaminas y efectos regenerativos para la piel.

Otra opción es combinar baños de espuma, realizar mascarillas de la cara o usar sérums o cremas hidratantes para relajarnos del estrés diario. Al igual que en los spas o centros de belleza que usan
técnicas relajantes como la aromaterapia, los baños de barro o los masajes se trata de hacer algo parecido, pero casero.

Por ejemplo, para desconectar mucha gente le gusta tomar un baño con sales minerales, sin embargo, no todo el mundo dispone de tanto tiempo para hacerlo en casa o bien ir a un spa. La cosmética emocional trata de conectar con nosotros mismos en la búsqueda del placer y la tranquilidad mediante el uso de productos cosméticos.

No todos los productos contienen activos o ingredientes naturales y mucho menos biológicos. La mayoría de los productos incorporan productos químicos, aceites acuosos y bases químicas que poco o nada ayudan al cuidado de la piel o la salud.

Por ello, se trata de seleccionar productos de calidad que contengan extractos de té verde, bambú, aceites esenciales como el oliva o el argán, bambú y rosa mosqueta, entre otros. El objetivo de estos productos cosméticos es doble: cosmético y terapeútico.

La mayoría de los productos cosméticos solo tienen efecto cosmético o maquillante, pero no terapeútico o de salud. Para conseguir un efecto terapeútico estos productos, como los aceites hidratantes, incorporan componentes como el ginseng o el té verde que tienen propiedades restauradoras, curativas o relajantes.

Una forma de aumentar nuestra energía y bajar los niveles de estrés es usar estos productos actuando directamente sobre nuestro cuerpo y sentidos mediante estímulos olorosos o táctiles que conectan directamente emociones positivas y relajantes.

La importancia de los olores y los estímulos corporales

Reestablecer el equilibrio emocional y la salud es el objetivo de la cosmética emocional que fluye a través de las emociones y los sentidos, en especial, aquellos que conectan más rápido con el cuerpo. Por ejemplo, al oler una rosa no solo percibimos el olor floral sino que nuestro cerebro percibe otras emociones que dependen del momento, de la rosa y la forma de olerla.

Lo mismo sucede cuando olemos una especia, una comida, un champú o una colonia. El cerebro por norma general, asocia los momentos positivos a recuerdos. La memoria no recuerda el momento exacto ni cuándo se produce el recuerdo, sino la emoción vinculada al recuerdo.

De ahí que si una noche salimos y conocemos a una persona especial que huele de determinada forma, probablemente al oler la colonia o aroma que llevaba esa persona la recordemos a ella y el recuerdo asociado a la misma.

La clave para combinar los olores y experiencias es saber cuál es el efecto que queremos conseguir. Por ejemplo, si queremos relajarnos optaremos por productos ricos en aromas y aceites florales como rosa mosqueta, leche, aceite de oliva.

En cambio, si buscamos un efecto estimulante y energético es buen momento una ducha a primera hora de la mañana con un gel rico en té verde, ginseng o cafeína. Existen cremas corporales que podemos usar en cuestión de minutos. Aunque las posibilidades cosméticas y terapéuticas son amplias y variadas os recomendamos realizar aquellas en momentos donde no tengamos prisa para disfrutar mejor de ellas.

Conocer los olores también es importante. Los productos ricos en aromas florales como lavanda, pino, eucalipto, rosa, limón y naranja, entre otros, son ideales para momentos de reláx y paz. En cambio, olores más activos, fuertes o neutros son óptimos para revitalizarnos y conseguir ese plus necesario de energía para afrontar una jornada laboral larga.

Tener en cuenta el momento y el efecto es clave en la cosmética emocional. Esta variedad estética está triunfando este 2018 y probablemente se extienda en los próximos años. La razón es que es una forma muy efectiva para desconectar de la rutina y el estrés.

El público, en especial, las mujeres urbanas de entre 30 y 50 años son las clientas con más posibilidades de probar la cosmética emocional. Sin embargo, también los hombres están optando por estas experiencias.

Un ejemplo claro, son los afeitados tradicionales con cuchilla y espuma. Para conseguir un efecto parecido es necesario destinar tiempo y dinero en la búsqueda de productos que encajen dentro de  nuestras posibilidades, gustos y personalidad.

Si estás buscando productos ideales para aromaterapia o cosmética emocional echa un vistazo a nuestro catálogo de productos. En MaxDream somos una empresa que vendemos productos naturales y estéticos ideales para que obtengas esas experiencias positivas y consigas este doble efecto terapéutico y cosmético.

Eso sí, recuerda escoger en base al efecto, el momento y la experiencia, y es que dicen que somos lo que comemos, pero también lo que olemos y ponemos en nuestra piel.

 

No Comments

Post a Comment

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.