Claves para elegir el jabón más adecuado para tu piel

elegir jabon

Claves para elegir el jabón más adecuado para tu piel

Todos sabemos, pero siempre está bien tenerlo en mente, que el primer gesto fundamental en nuestra rutina diaria de belleza es la limpieza de la piel.  El jabón se ha convertido así en un producto indispensable en nuestro kit de higiene y belleza y, a pesar de que en el mercado podamos encontrar muchas versiones en cuanto a formas, tamaños, componentes, presentaciones, no todos están indicados para todas las necesidades. Hay dos factores importantes a tener en cuenta: la zona corporal donde queremos utilizarlo y cuán sensible es nuestra piel en esta zona específica.

Hoy desde Max Dream vamos a hablar de ambos requisitos y te vamos a dar algunas recomendaciones para que comiences a disfrutar del ritual de limpieza de la piel transformando un elemento básico como el jabón en algo mágico. Porque cuidar nuestra piel de manera inteligente significa brindarle tratamientos y productos adecuados a cada necesidad, ¿no crees?

¿Qué jabón elegir para tu piel?

Cara y cuerpo, no es lo mismo

Nuestra piel es el órgano más grande del cuerpo y también uno de los más importantes por la función protectora que desempeña, pero no tenemos que caer en el error de pensar que en todas las partes sea la misma. Dependiendo de su localización, la estructura de la piel y el modo en que se comporta son diferentes. Así que elegir un jabón adecuado para nuestra cara y nuestro cuerpo es el primer paso fundamental para un cuidado óptimo de la piel.

Antes de todo, debemos saber que la piel de la cara, la más expuesta a factores externo, es como una esponja. Durante el día, su capa protectora natural captura y absorbe el smog, la contaminación y el polvo, evitando la transpiración fisiológica de la piel. Así que la limpieza de la cara, meticulosamente ejecutada con jabones específicos y delicados, es esencial para mantener el mayor tiempo posible  la piel en un buen estado de salud. Pero el concepto de limpieza va mucho más allá de la simple eliminación de la suciedad.  Limpiar a fondo tu cara significa cuidar de ti mismo , conservar la piel en las mejores condiciones y evitar el depósito de bacterias, impurezas y acumulaciones excesiva de sebo.

Lo primero que debemos tener en cuenta es elegir un jabón que esté especialmente diseñado para el cuidado del rostro, ya sea que se presente en forma de barra sólida o en forma líquida. Deberíamos evitar los jabones corporales en el rostro, ya que su formulación no es adecuada para la piel tan fina y sensible.

La piel del cuerpo, sin embargo, es menos delicada o al menos en la mayoría de casos, pero no por eso deja de ser más o menos sensible. A la hora de elegir un jabón para nuestro cuerpo lo que debemos considerar también es el grado de sensibilidad de la misma. Tanto para nuestra cara como para nuestro cuerpo, la fragancia es un componente muy importante a considerar si nuestra piel es muy sensible, ya que es el factor determinante ante una piel con alergias.

Cada tipo de piel una necesidad diferente

Vamos ahora a hablar del tipo de piel, el otro elemento imprescindible para poder conseguir una limpieza correcta. Mixta, grasa, sensible, seca… cada tipo de piel tiene necesidades especificas que no todos los jabones que encontramos en el mercado pueden satisfacer.

Por ejemplo, para una piel seca y/o sensible, deberás optar por detergentes delicados y además ricos en principios activos, que tengan propiedades hidratantes, emolientes, y protectoras. En caso de que tengas una piel mixta o grasa, deberás dar prioridad a una limpieza más profunda y al uso de productos sebo-equilibrantes, capaces di reducir la inflamación del acné y la secreción sebácea. Pero cuidado al elegir una formula que, si bien limpie en profundidad, no acabe siendo demasiado agresiva.

Tal y como hemos comentado anteriormente, existen muchos jabones en el mercado, pero como los jabones artesanales no hay ninguno.  Son tan bonitos y huelen tan bien que parece que sólo sirven para decorar o perfumar el baño. Pero estamos equivocados. Sus beneficios para la piel  son muchos y sobre todo si sabes elegir el más adecuado para ti.

Aquí nuestras recomendaciones:

  • Para pieles sensibles. Si tu cutis se enrojece o irrita a menudo, puedes utilizar un jabón de avena, de caléndula o de mimosa, todos ingredientes muy respetuosos con la piel. La caléndula, por ejemplo, tiene propiedades antinflamatorias y antisépticas, lo que la hace idónea para tratamientos anti acné, ya que además ayuda a que cicatrice la piel regenerándola.
  • Para pieles grasas. Los jabones de áloe vera, romero o aceite de jojoba son algunos de los más útiles, dado que ayudan a controlar el exceso de sebo. El áloe vera es conocido como un poderoso astringente que elimina la grasa de los poros. Y si tienes granitos en la cara, emplea un jabón de árbol de té, hidratante, regenerador y antiséptico.
  • Para pieles secas o castigadas. Deberías optar por producto con manteca de karité o con aceite de almendras de aguacate o de oliva. Todos tienen efecto hidratante, ya que se caracterizan por su alta capacidad para retener el agua en la piel. La manteca de karité además tiene propiedades cicatrizantes, previene el envejecimiento y elimina las arrugas.
  • Para pieles con signos de cansancio. Tras un día intenso, antes de ir a dormir y como ritual de limpieza nocturna, el jabón de lavanda puede convertirse en tu mejor aliado. Es que la lavanda es un potente relajante natural, ideal para combatir el estrés, y a parte tiene propiedades hidratantes y nutritivas. Por otro lado, los jabones de naranja o limón son estimulantes, ideales para empezar el día con una piel que desprende mucha  energía.

¿Te han gustado nuestra recomendaciones? ¡Empieza a ponerlas en práctica en tu rutina de belleza! Además,  en nuestras tiendas puedes encontrar hasta 18 variedades de jabones artesanales cada uno con sus ingredientes y propiedades específicas.
Y recuerda: después de limpiar y secar tu piel, usa una crema nutritiva, hidratante y emoliente para mantenerla suave, hidratada y radiante.

 

No Comments

Post a Comment

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.