Claves y consejos para elegir cosméticos para personas con la piel sensible

elegir cosméticos para personas con la piel sensible

Claves y consejos para elegir cosméticos para personas con la piel sensible

¿Sabías que una de cada tres mujeres tiene problemas de sensibilidad en la piel o bien presenta indicios de envejecimiento en su piel a causa del sol y las radiaciones solares? La solución, cuidar tu cutis y elegir cosméticos para personas con la piel sensible.

De esta forma, conseguirás evitar un problema cada vez más común en las personas adultas. Además, un problema añadido y que igual desconoces es que nuestra piel se puede convertir sensible a causa de diversas circunstancias y debido a diferentes motivos, pero lo peor de todo es que puede suceder en cualquier etapa de la piel.

¿Cómo evitar problemas de sensibilidad en la piel?

El estrés, el ritmo acelerado de nuestra vida y los agentes externos como el sol provocan un desgaste en nuestra piel y en ocasiones un envejecimiento prematuro de nuestra piel. Evitar los efectos negativos de estos factores es posible si tomamos unas medidas tan sencillas como un mantenimiento y limpieza diaria de nuestro cutis, así como una renovación con la misma mediante un tratamiento adecuado al elegir cosméticos para personas con la piel sensible.

Conoce tu piel

Lo primero de todo es la prevención y la detección. Para ello debes reconocer una cara y una piel saludable de una sensible para tomar medidas y evitar problemas a posteriori. Diagnostica tu piel, conócela y clasifícala en función de la clase de piel que tengas. Las distintas variedades de piel que existen son los siguientes:

  • Pieles grasas. Estas dermis tienen un gran desequilibrio en el interior de las glándulas productoras de grasa y segregan más cantidad de lo normal. En definitiva, es clave mantener ese equilibrio reduciendo los niveles de grasa de la piel.
  • Pieles secas pero con los poros muy cerrados. Estos cutis no se renuevan lo suficiente ya que reciben poco oxígeno, a consecuencia de ello puede enrojecerse, aparecer irritaciones y dar la incomodidad.
  • Pieles mixtas, esta clase de pieles son una mezcla de las dos anteriores y ninguna de ellas prevalece. Lo ideal es que una piel esté hidratada de forma natural y que no esté seca ni grasa.
  • Piel deshidrata. Es aquella que no recibe el suficiente aporte de agua ni otros nutrientes necesarios para que la piel respire y esté sana.
  • Finalmente, existen otros perfiles de piel como personas que tienen la piel flácida y sensible. Estas personas tienen un cutis reactivo que reaccionan a consecuencia de los agentes externos, y en ocasiones de las emociones y las situaciones que nos podamos encontrar.

Piensa que los agentes externos como el sol, los cambios de temperatura, la suciedad y la contaminación, entre otros, afectan de forma intensiva a nuestra piel, en especial, en verano, pero también en invierno. Los fármacos y la alimentación también son otros factores que pueden provocar fotosensibilidad.

El primer y último consejo es proteger la piel mediante el uso de cremas hidratantes. Para comenzar el día es conveniente limpiar nuestro rostro y aplicar una crema hidratante rica en productos naturales en el caso de que nuestra piel sea sensible.

Por supuesto, al salir a la calle, al ir a la playa o ir a la nieve, en definitiva, cuando nos vaya a dar el sol en la cara (incluso aunque haya niebla) es cubrir nuestro rostro con crema solar. De esta forma, seremos capaces de mantener el equilibrio del manto de nuestra piel y evitar la dichosa deshidratación.

Elegir cosméticos para personas con la piel sensible

Quien más y quien menos usa cosméticos en el cuidado personal y diario de su piel. Pero, ¿sabemos lo que es realmente un cosmético?

Según la RAE tiene la siguiente definición;

Dicho de un producto: Que se utiliza para la higiene o belleza del cuerpo, especialmente del rostro.

También tiene otra opción similar;

Un cosmético es toda aquella sustancia o preparado destinado a ser puesto en contacto con las diversas partes superficiales del cuerpo humano (epidermis, sistema piloso y capilar, uñas, labios y órganos genitales externos) o con los dientes y mucosas bucales. Con el fin exclusivo o principal de limpiarlos, perfumarlos, modificar su aspecto o mantenerlos en buen estado.

La clave para entender la clase de cosméticos que debemos usar es elegir aquellos productos de maquillaje que no provocan sensibilidad. Piensa que algunos de los productos que utilizamos a diario en nuestra salud para el cuidado personal como son las cremas, el maquillaje, pintalabios, desodorantes, productos para después del afeitado, cremas y jabones pueden provocar sensibilidad, alergias y otros problemas en la piel.

Evidentemente, no todos los productos tienen el mismo efecto ya que cada persona tiene una piel y unas características diferentes. Mientras que alguna gente puede verse afectadas por artículos que produzcan descamaciones y dermatitis atópica otras personas pueden tener los efectos de alergias al polvo, al polen o enrojecimientos en la piel.

Evita la sensibilidad

Para paralizar la sensibilidad de nuestro cutis y algunos de los efectos anteriores (enrojecimiento, alergias, irritaciones, etcétera) es necesario reforzar nuestras defensas naturales con los siguientes consejos:

  1. Limpiar de nuestra piel sin eliminar las defensas de nuestro manto. Una forma es una exfoliación suave y al acabar usar componentes activos protectores para nuestra piel como el karité, el aceite de oliva o el aloe vera.
  2. Usar un producto de doble efecto. Por ejemplo, una crema hidratante protectora y calmante al mismo tiempo es una buena idea para cualquier clase de pieles (secas, maduras, mixtas, e incluso hidratadas).
  3. Realiza un mantenimiento diario. No cambies la frecuencia de limpieza ni de cuidado diario de tu piel.
  4. Protege las zonas más expuestas como la piel, las manos y los labios. En el caso de que seas una persona celíaca ten cuidado con determinados productos como los labiales y lee la composición interior para no tener molestias en tus labios.
  5. Descansa lo suficiente y cuida tu alimentación. Ambos aspectos son clave. Puedes incluir alimentos ricos en vitaminas B y C como cereales integrales, frutas, en especial, cítricos y verduras.
  6. Finalmente, retira las manchas y el maquillaje antes de irte a la cama.
  7. Elige en la medida de lo posible productos ‘sin’; es decir productos sin conservantes, sin gluten y testados para el níquel.

Elegir cosméticos para personas con la piel sensible es una tarea sencilla si sigues todos los consejos que te hemos dado. ¡Y recuerda, si quieres seguir informado sobre el mundo del maquillaje y la cosmética no dejes de visitar nuestro blog de belleza!

No Comments

Post a Comment

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.