¿Cuáles son las claves para cuidado facial en hombres?

claves para cuidado facial en hombres

¿Cuáles son las claves para cuidado facial en hombres?

Hasta hace poco el sector masculino era el gran olvidado del mundo de la cosmética y la belleza. Sin embargo, hoy en día los hombres consumen tanto o más que las mujeres, de hecho, la venta de productos y cosméticos masculinos está en pleno auge y crecimiento y todavía no ha tocado techo. Por ello, os vamos a contar cuáles son las rutinas básicas de cuidado facial en hombres que se deberían hacer todos los días para proteger nuestra piel.

Cuidado facial en hombres, una costumbre diaria y obligatoria

Hay ciertas cuestiones básicas en el cuidado de la piel, en especial, la del rostro y es que debemos convertirla en una costumbre diaria que debemos incorporar en nuestro día a día, sin importar la edad, el tipo de piel y la estación. A pesar de que los hombres están haciendo un esfuerzo por mejorar el cuidado de su piel, en general, no tienen tan integrado en su rutina la protección, limpieza y mantenimiento de su rostro como el sexo femenino.

La clave es un mantenimiento diario para conseguir una tez limpia, radiante y sana durante mucho tiempo. Aunque ambas pieles, la masculina y femenina, necesitan cuidados cada día, existen algunas pequeñas diferencias entre una y otra que os citamos a continuación.

La piel de los hombres es distinta de la piel de las mujeres a consecuencia de que su cuerpo produce mayores niveles de testosterona. Esta producción superior provoca que la piel masculina sea más gruesa, tenga más grasa y envejezca de forma diferente a la femenina.

Por término medio, la piel masculina tiene un 20 % más de grosor que la de las mujeres, tiene más colágeno y firmeza, pero es más difícil que un producto penetre en ella, por lo que es recomendable usar cosméticos con más porcentaje de activos naturales en su composición.

Además, los hombres tienden a tener un pH inferior al de las mujeres a consecuencia de tener un mayor nivel de grasa que provoca que sus pieles tengan más impurezas, acné y sean propensos a tener la piel más seca.

En general, existen otras pequeñas indiferencias como el envejecimiento que llega más tarde, pero es más rápido una vez aparece. Por otro lado, la presencia de arrugas es más común en los hombres, pero les preocupa menos.

Otra diferencia es la flacidez de la piel de los hombres, en especial, en el contorno de los ojos que se combinan con las bolsas y refuerza el signo de cansancio en el hombre.

Consejos para evitar el estrés de la piel

Una de los principales problemas de los hombres es el tema del afeitado. A consecuencia de afeitarse la piel sufre, se vuelve más sensible y reacciona de forma más rápida al desgaste y los efectos negativos de agentes externos como la contaminación, el estrés, el envejecimiento, los rayos del sol, etcétera.

Y es que da igual que el hombre tenga 20, 40 que 60 años, tenemos que tener cuidado con el afeitado y es que cosas tan comunes como una cuchilla gastada, poca crema en la cara o un mal uso de la maquinilla eléctrica puede dejar la cara roja, cortes o quemaduras en la cara.

La clave es proteger antes y después del afeitado. Antes de comenzar a afeitarse es recomendable proteger la piel mediante el uso de alguna crema adecuada para el rasurado, en general, se debe evitar en la medida de lo posible el uso de productos agresivos que contengan alcohol.

Por el contrario, es adecuado usar productos suaves y con propiedades calmantes para que ayuden al cutis a minimizar el impacto de la maquinilla.  Es adecuado combinar el rasurado con agua templada, ya que no es bueno usar agua ni demasiado fría ni demasiado caliente.

Finalmente, asegurarse de usar una maquinilla limpia, pero sobre todo, que afeite y corte bien. En el caso de que la maquinilla sea nueva es recomendable tener cuidado al hacer los cortes y repasar en caso de que sea necesario. Además, se debe tener más cuidado en las zonas delicadas, en especial, en la curva entre el cuello y la mandíbula ya que son zonas de difícil acceso y con la piel más dura.

Al acabar el afeitado es recomendable aplicar una crema aftershave, y en el caso de que tengamos la piel más sensible de lo normal reforzar la crema con un aporte extra por la noche.

Realizar estos pequeños consejos ayuda a evitar el estrés de la piel, sin embargo, no debemos olvidar una serie de consejos básicos que sirven tanto a las mujeres como a los hombres.

Rutinas básicas de cuidado facial en hombres

Al levantarnos debemos lavarnos la cara sí o sí. Es un paso fundamental en el cuidado de nuestra piel, para ello podemos servirnos de algún producto que contenga ácido hialurónico, pero de textura ligera para que su impacto no sea tan grande.

Una vez lavamos la cara es conveniente nutrirla e hidratarla mediante el uso de una crema hidratante que debemos acompañar por la noche. Incorporar en nuestro día a día el uso de cremas hidratantes, en especial, aquellas que contengan doble efecto como por ejemplo, anti arrugas para hombres e hidratante, o exfoliante e hidratante.

Pero además del doble efecto también es recomendable utilizar cremas hidratantes y productos cosméticos con sérums no oleicos, y con alto contenido en activos naturales como el argán, la manteca de karité, la baba de caracol o la coenzima Q10 que tienen altas propiedades regenerativas y positivas para nuestra piel.

Además de la limpieza por la mañana y por la noche podemos hacer otra clase de limpieza más a fondo como es la exfoliación. Lo bueno de este sistema es que eliminamos todas las células muertas que queden en nuestro rostro. Lo ideal es escoger un buen gel limpiador y un exfoliante que no sea demasiado abrasivo como esponjas, cepillos y esponjas vegetales suaves al tacto.

Por otro lado, no es bueno abusar demasiado de la exfoliación, por ello, es recomendable realizarla una vez al mes en función de la profundidad, la zona a limpiar y la clase (mecánica o química). En especial, la exfoliación química usa productos y sustancias abrasivas como fenoles, ácidos y otros preparados que pueden dañar la piel si son mal usados y no se consulta su uso con profesionales.

Finalmente, no debemos olvidarnos de pequeños aspectos clave como la hidratación y el aporte diario de agua, llevar a cabo una alimentación sana, variada y saludable y proteger la piel de los efectos del sol con una crema solar adecuada para nuestra piel.

En definitiva, si sigues estos pequeños cuidados básicos de cuidado facial tendrás la piel sana, fuerte, hidratada y protegida. ¡Y recuerda, da igual que seas hombre o mujer, si quieres seguir informado de este apasionante mundo no dejes de visitar nuestro blog de belleza y cosmética!

No Comments

Post a Comment

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.