¿Cuáles son los mejores productos naturales para el cuidado del cuerpo?

los mejores productos naturales para el cuidado del cuerpo

¿Cuáles son los mejores productos naturales para el cuidado del cuerpo?

Nuestra piel es un complejo órgano ya que es el más grande de nuestro cuerpo y nos protege de agresiones externos. Además, también tiene múltiples funciones como la permitirnos relacionarnos con los demás (mediante las lágrimas, la sonrisa, la piel de gallina, etcétera), hidratarnos, reducir el calor y eliminar sustancias tóxicas como el sudor, entre otras. De ahí la necesidad de cuidar nuestra piel y nuestro cuerpo que debería ser una obligación casi diaria si queremos estar conservar la salud. Por ello, una de las mejores formas de cuidar y proteger nuestro cuerpo es mediante el uso de productos naturales para el tratamiento y el cuidado de nuestro cuerpo.

Sin embargo, el listado de productos naturales es enorme, y es que además de existir una variedad inmensa cada producto tiene una función específica. No es lo mismo el aloe vera que el aceite de argán, ni tienen las mismas propiedades. Por supuesto, cada uno de ellos está recomendado para distintas funciones y tipos de pieles. La importancia de conocer las propiedades de cada producto es fundamental si necesitamos cuidar e hidratar nuestra piel. Por ello, en el artículo de hoy vamos a hacer un breve repaso a los mejores productos naturales y cuáles son los más adecuadas para cada tipo de piel. Coge lápiz y papel, que seguro que te interesa

Descubre tu tipo de piel

Lo más importante a la hora de cuidar nuestra piel es conocer nuestro cuerpo. Y es que de poco te vale tener los mejores productos naturales sino se adaptan ni son adecuados para tu piel. Lo primero que debes hacer es saber qué tipo de piel tienes (grasa, mixta o seca) y actuar en función de ello. Por ejemplo, no es adecuado que uses un exceso de humectantes si tienes la piel grasa. En cambio, si eres una persona con la piel seca es fundamental que la hidrates con mayor frecuencia.

Antes comentábamos la importancia de la piel y es que las características de cada tipo son diferentes. Además, es un órgano bastante complejo al que se le debe prestar especial atención y cuidado. Por ejemplo, la piel normal destaca por no ser ni demasiada grasa ni tampoco demasiado seca. La hidratación y el sebo de este tipo de piel están bien equilibrados. En una persona que posea la piel normal tendrá la cara y el cuerpo con una textura lisa, suave y aterciopelada como el culo de un bebé. Además, también tendrá poros finos, pocas o ninguna impureza, una buena circulación de sangre que se notará al ver su tez y color rosado y con un aspecto freso y natural.

Por el contrario, una piel mixta es aquella que destaca por tener las características de la seca y la grasa. Si por algo destacan las personas con la piel mixta es por tener los poros agrandados, en especial, en las zonas grasas que los tendrán llenos de impurezas. Algo que debes recordar es que la piel si con el paso del tiempo puede cambiar de tipo, por ejemplo, la piel mixta y la normal pueden secarse con la edad.

Otros factores como la contaminación, la dieta, el calor y el frío, así como nuestro estado emocional (por ejemplo, el estrés) pueden afectar a la piel y resultar agresivo con nuestro cuerpo y piel. Por ello, debemos evitar todos estos factores en la medida de lo posible y realizar un cuidado preventivo. La buena noticia es que un cuidado intensivo mejora el tratamiento de nuestra piel, eso sí, debemos ser constantes para ver la recompensa en el tiempo. Por ejemplo, algo que no suele fallar es evitar las limpiezas que sean excesivamente agresivas e intentar usar jabones suaves con un PH neutro. Además, también debemos escoger cremas hidratantes que sean poco densas para evitar que los poros se cierren, de esta forma, es más fácil eliminar las sustancias tóxicas a través de ellos.

 A continuación, vamos a describir los mejores aceites y productos naturales para tu piel

  • Aloe Vera: es una de las plantas con más fama para el cuidado y protección de nuestra piel. Sus propiedades curativas van más allá de lo imaginable.  Corta un pedazo y saca el gel que contiene, espárcelo luego en tu piel; sus ácidos son capaces incluso no sólo de humectar tu piel, también de “comerse” las células muertas.
  • Hidratación: el agua es uno de nuestros mejores aliados. Por ello, dúchate a diario con bastante frecuencia y combina el agua fría y templada. Eso sí, ten cuidado y no te pases más allá de los 15 minutos, si lo haces la piel lo notará y sus aceites naturales los perderás poco a poco. 
  • Aceite de oliva: el aceite es uno de los mejores humectantes que existen para casi cualquier tipo de piel por su alto contenido en ácidos grasos y antioxidantes. También existen otras variedades de aceite natural como el argán que es muy apreciada en la cosmética en general. 
  • Miel: desde hace miles de años el ser humano usa este remedio natural ya que posee aditivos para evitar que la piel se seque. Por si fuera poco, sus propiedades antioxidantes, antimicrobianas y como humenctante favorecen y ayudan a la piel para que siempre esté lisa y fuerte.
  • Leche: las propiedades exfoliantes de la leche ayudan con la exfoliación de las células muertas. De esta forma eliminas las impurezas y restauras la humedad de la piel. Lo bueno es que puedes hacerlo casi a diario. !Usa productos con aceite y ya verás cÓmo aciertas!
  • Yogur: sus propiedades antiinflamatorias e hidratantes así como su ácido láctico ayudan con la eliminación de las bacterias y gérmenes que son los principales causantes de la piel seca. 

En definitiva, usa cremas y jabones naturales con propiedades específicas para el tipo de piel que poseas. Por ejemplo, para la piel seca (argán y canela), en cambio para la piel grasa (arcilla verde), antinflamatorio (manzanilla y ruda), cicatrizantes (árbol del té), antienvejecimiento (karité y mango), exfoliante (lodos marinos), alergias (miel y avena), entre otros. Si quieres conocer un poco más de estos jabones y cremas en nuestra tienda online tienes un amplio surtido y variedad.

 

 

No Comments

Post a Comment

*